La neumonía mata a 941 mil niños menores de 5 años

La neumonía mata a 941 mil niños menores de 5 añosLa neumonía mata a 941 mil niños menores de 5 años
La neumonía mata a 941 mil niños menores de 5 años

La neumonía mata a 941 mil niños menores de 5 años.

Santiago de Querétaro, Qro.- Datos de la Secretaría de Salud en Querétaro, indican que en lo que va del año 2017, se han registrado 1,603 casos de neumonía en la entidad.

Del número de casos de neumonía registrados en las diversas instituciones de salud pública en Querétaro, 746 se dieron en menores de cinco años y 307 en personas de 65 años o más, por lo que estos dos grupos se consideran prioritarios para la atención de la enfermedad.

Se informó que de enero a septiembre de 2017, se aplicaron 50 mil 374 dosis de vacuna neumocóccica a menores de entre 2 a 18 meses, y  5 mil 116 dosis de vacuna neumocóccica a adultos mayores de 65 años.

¿Qué es la neumonía?

La neumonía, es una infección respiratoria aguda que afecta a los pulmones, considerada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como la principal causa individual de mortalidad infantil en todo el mundo.

Los pulmones están formados por pequeños sacos, llamados alvéolos, que, en las personas sanas, se llenan de aire al respirar. Los alvéolos de los enfermos de neumonía están llenos de pus y líquido, lo que hace dolorosa la respiración y limita la absorción de oxígeno.

Según OMS, la neumonía mató a unos 92 mil 136 niños menores de 5 años en 2015, lo que supone el 15% de todas las defunciones de niños en este rango de edad, en todo el mundo.

La neumonía es causada por diversos agentes infecciosos como son virus, bacterias y hongos. Se propaga cuando por medio de tos o estornudos, los gérmenes viajan por el aire en pequeñas gotitas. Los virus y bacterias presentes comúnmente en la nariz o garganta de los niños pueden infectar los pulmones al inhalarse.

Existen factores ambientales que también aumentan la susceptibilidad de las personas, sobretodo de los niños, como: la contaminación del aire interior ocasionada por el uso de leña como combustible para cocinar o calentar el hogar; vivir en hogares hacinados; el consumo de tabaco por los padres.

Son síntomas de neumonía los siguientes: respiración rápida o dificultosa, tos, fiebre, escalofríos, pérdida de apetito, sibilancia (se escucha un silbido al salir el aire de los pulmones).

En los menores de 5 años, que presentan Infecciones Respiratorias Agudas, la madre o responsable del menor debe vigilar la aparición de signos de alarma, demandando atención médica inmediata:

Respiración rápida

-Dificultad respiratoria (tiraje)

-Dificultad para beber o amamantarse

-Se ve más enfermo o decaído.

-La prevención de la neumonía infantil es un componente fundamental de toda estrategia para reducir la mortalidad infantil. Durante más de 30 años las vacunas han sido un arma fundamental para la prevención de la neumonía.

Asimismo, una nutrición adecuada es clave para mejorar las defensas naturales de los infantes, comenzando con la alimentación exclusiva con leche materna durante los seis primeros meses de vida.

Otras recomendaciones para prevenirla son: evitar cambios bruscos de temperatura; lavado de manos frecuente; cubrir boca y nariz al estornudar o toser; usar de pañuelos desechables; aumentar la ingesta de líquidos; aumentar el consumo de alimentos ricos en vitamina “A” y “C” como naranja, guayaba, limón, limas, mandarinas, piña, jitomate, zanahoria, verduras y vegetales verdes; evitar asistir a sitios de concentración poblacional; abrigarse; evitar fumar, principalmente en presencia de niños, así como la exposición a humos; evitar automedicarse; solicitar atención médica oportuna; vacunarse contra la influenza y el neumococo.